El principal objetivo de un aviso LED es el de captar la atención de los peatones y automovilistas con suficiente anticipación para que estos puedan tomar una decisión con respecto a la información que se está mostrando.

Por ejemplo, en el caso de una estación de gasolina se busca que el automovilista tenga el tiempo de tomar una decisión basado en el precio del combustible para poder maniobrar y entrar a repostar.

La decisión de la altura del dígito de la pantalla LED se debe tomar con base en la velocidad del observador y la distancia promedio que habrá entre el observador y el aviso LED, para lo cual presentamos la siguiente tabla guía:

El punto ideal es aquel donde se da el mayor tiempo máximo de visión por parte del observador, que en nuestro cuadro corresponde las casillas verdes.

Altura del dígito Distancia máxima entre el aviso y el observador TIEMPO MAXIMO DE VISION POR PARTE DEL OBSERVADOR (Segundos)
Velocidad del observador
Centímetros Metros 8 Km/h 24 Km/h 40 Km/h 56 Km/h 72 Km/h 89 Km/h 105 Km/h 105 Km/h
5 30 14 5 3 2 2 1 1 1
15 91 41 14 8 6 5 4 3 3
23 137 62 21 12 9 7 6 5 4
33 198 89 30 18 13 10 8 7 6
46 274 123 41 25 18 14 11 10 8
61 366 164 55 33 23 18 15 13 11
91 549 247 82 49 35 27 22 19 16
122 732 329 110 66 47 36 25 25 22

Criterios para elegir el color de los LED en un aviso

Dentro del espectro electromagnético se constituyen todos los posibles niveles de energía de la luz. Hablar de energía es equivalente a hablar de longitud de onda; por ello, el espectro electromagnético abarca todas las longitudes de onda que la luz puede tener. De todo el espectro, la porción que el ser humano es capaz de percibir es muy pequeña en comparación con todas las existentes. Esta región, denominada espectro visible, comprende longitudes de onda desde los 380 nm hasta los 780 nm (1 nm = 1 nanómetro = 0,000001 mm). La luz de cada una de estas longitudes de onda es percibida en el cerebro humano como un color diferente. Por eso, en la descomposición de la luz blanca en todas sus longitudes de onda, mediante un prisma o por la lluvia en el arco iris, el cerebro percibe todos los colores.

Criterios para elegir el tamaño de dígitos en avisos LED 1

Fuente: Wikipedia

En LEDs se manejan básicamente 5 colores: Rojo, verde, azul, amarillo y blanco. Es importante aclarar que el blanco no es un color. Blanco es la combinación de todos los colores. Debemos recordar el experimento del prisma triangular de Isaac Newton. Newton hacía pasar un rayo de luz blanca a través del prisma y este se descomponía en bandas de colores. Al usar un segundo prisma, las bandas de colores se unen de nuevo generando de nuevo un rayo de luz blanca.

Por lo general, la longitud de onda generada por un LED varía de fabricante a fabricante. Hablamos de longitud de onda en: verde, rojo, amarillo y azul.

Como el blanco no tiene longitud de onda, se buscó un mecanismo para poder medir las diferentes tonalidades. En el blanco de habla de Temperatura del Color y se mide en grados Kelvin. En términos simples, esta metodología consiste en calentar una esfera metálica a diferentes temperaturas medidas en grados Kelvin y correlacionar las diferentes tonalidades observadas con la temperatura.

Por lo general se habla de tres tipos de luz blanca: Blanco cálido, blanco neutro y blanco frío. El blanco cálido se ubica en el intervalo 1.000 a 4.000 Kelvin emitiendo una luz que tiende al amarillo. El blanco neutro se ubica hacia los 5.000 Kelvin. El blanco Frío se ubica en el intervalo de 6.000 a 9.000 Kelvin y tiende hacia el azul.

Este concepto de luz blanca es muy importante tenerlo en cuenta al momento de adquirir luminarias para la iluminación de viviendas, almacenes, teatros, etc. También es extremadamente relevante al momento de fabricar pantallas LED debido a que si se mezclan diodos LED de diferente temperatura de color en una misma pantalla, por lo general se queda notando.

Las células encargadas de percibir los colores en el ojo humano se denominan conos. Existen tres tipos de conos: L, M y S. L por large, M por medium y S por short. Con los conos L percibimos los colores de longitud de onda larga, es decir hacia el color rojo. Con los conos M percibimos los colores de longitud de onda media, es decir el verde. Con los conos S percibimos los colores de longitud de onda corta, es decir hacia el color azul.

El color más visible al ojo humano es el que se encuentra hacia la mitad del espectro visible, es decir el verde. Esto se debe a que los conos L y S alcanzan a detectar colores cercanos al verde y por lo tanto refuerzan lo percibido por los conos M.

Después del verde, los colores más visibles al ojo humano son los del centro del espectro visible, es decir, el amarillo y el azul.

La ciencia dice que el color menos visible en la distancia para el ojo humano es el rojo.

Sin embargo, en cuanto al color de los LEDs la experiencia nos ha mostrado que los colores de pantalla LED que mejor se ven a la distancia son (en su orden): Verde, rojo y amarillo, blanco y azul.

En los últimos años hay una fuerte tendencia de petroleras chilenas y colombianas en usar leds de color blanco para los avisos de precios de estaciones de gasolina. Esta tendencia también está creciendo en Ecuador y Perú. Técnicamente no es la decisión más adecuada, ya que lo que se busca al invertir en una pantalla led de precios es atraer a la mayor cantidad de clientes posibles, y la mejor forma de hacerlo es con diodos LED cuyo color sea percibido fácilmente por el ojo humano. En países como Estados Unidos es muy poco frecuente encontrar pantallas con led de color blanco.